Un pequeño acercamiento al Mindfulness como herramienta para combatir la ansiedad

Valora este artículo
(0 votos)
20-05-2016

POST 3 - MINDFULNESS

En los tiempos digitales en los que vivimos, permanecer concentrado durante mucho tiempo en una actividad resulta misión imposible. De hecho, según las estadísticas realizadas por diferentes estudios de salud mental, 11 minutos sería el tiempo de media máximo que somos capaces de prestar atención a lo que nos traemos entre manos. Pasado este tiempo, o algo/alguien nos interrumpe o son nuestros propios pensamientos los que nos desconcentran. Como bien dice Gabriel García de Oro en su artículo, “no estamos acostumbrados a estar presentes en el presente”.

Nuestra mente vive en un constante estado de distracción o atención parcial que aunque en sí mismo podría afectarnos sólo en términos de “productividad”, está dando lugar a la generación de episodios de estrés y ansiedad: la incapacidad de “estar plenamente a todo” nos produce una sensación de agobio que puede dar lugar a un trastorno patológico de ansiedad, tal y como hemos podido comprobar en nuestro centro de psicólogos en Fuenlabrada.

Y en este escenario es donde entra en juego el Mindfulness, una de las herramientas más efectivas que existen para combatir y controlar la ansiedad.

 

Principios básicos del Mindfulness

El Mindfulness es una práctica de meditación de origen budista que cuenta con muchos años de antigüedad, si bien es cierto que hace relativamente poco que se ha asentado en la cultura occidental, principalmente para tratar problemas asociados al dolor crónico y a los cuadros de estrés y ansiedad.

El principio en el que se basa el Mindfulness, también denominado “atención plena” o “plena conciencia”, es que no podemos vivir plenamente si carecemos de la capacidad de hacerlo en el presente. Lo más probable es que tú mismo tengas la sensación de controlar totalmente tu capacidad de atención pero lo cierto es que, en la mayoría de los momentos del día, estás atendiendo a pensamientos relacionados con el pasado o con el futuro, prestando atención a solo una pequeñísima parte de lo te está sucediendo ahora, en el presente. Las técnicas de Mindfulness están orientadas precisamente a eso, a reconocer lo que está pasando ahora, teniendo una actitud activa con el fluir de la experiencia tal cual nos está viniendo y sin tamizarla con pensamientos que poco o nada tienen que ver con ella.

Algunos beneficios del Mindfulness

Resulta fundamental poder abordar los problemas de ansiedad mediante una terapia psicológica como la que recibirás en nuestro centro de psicólogos en Fuenlabrada, donde te ayudaremos a identificar las causas de esa ansiedad para aprender a combatirla y evitar que se cronifique o dé lugar a decaimientos de ánimo y autoestima. Y para conseguirlo, en muchas ocasiones empleamos las técnicas básicas del Mindfulness, ya que entre otros beneficios, esta meditación permite:

·         Reducir los estados de ansiedad

·         Fomentar la creatividad

·         Analizar las situaciones cotidianas con mayor claridad

·         Aumentar la resistencia emocional

·         Disfrutar más plenamente de lo que está ocurriendo

Practicar Mindfulness supone poner en práctica una serie de ejercicios que aunque pueden parecer sencillos, te ayudarán a conectar contigo mismo y entrenar tu capacidad de concentración presente. En próximos posts, haremos un repaso por algunos de ellos explicándote cómo pueden ayudarte a combatir la ansiedad.

Si necesitas ayuda profesional para tratar un problema relacionado con el estrés o la ansiedad, no dudes en venir a vernos y servirte de la gran experiencia de todo el equipo que formamos Clínica La Serna.

  • horario psicologos experienciaconsulta gratuitacita on-line